Finca la Ventalita, s/n. Ctra. Santander-Santoña, km.2, 39140 - Loredo , Cantabria (España)Ver mapa Contactar

Contactar

¡Haz tu reserva!

Cantabria

Loredo

Camping Rocamar

Modificar

¡Haz tu reserva!

Tiempo en Loredo

Hoy

°- °

  • Mañana

    °- °

  • Pasado mañana

    °- °

Con una categoría de 2ª categoría (2 estrellas), tiene varias parcelas disponibles y ofrece las siguientes instalaciones a sus clientes: Zona de pesca, Submarinismo, parque infantil (menores de 12 años), pista de tenis, lavandería, baño para discapacitados, duchas con agua caliente, se admiten perros, Toma agua caravanas, cajas fuertes para alquilar, camping gas disponible, supermercado de camping, snack bar, restaurante.
El Camping Rocamar lo ofrece la posibilidad de alojarse y visitar la oferta turística y gastronómica de la la provincia de Cantabria - (Cantabria) y del municipio de Loredo.
Pasar su tiempo de ocio en Camping Rocamar es una de las opciones de establecimientos en Loredo.
El Camping Rocamar está ubicado en Finca la Ventalita, s/n. Ctra. Santander-Santoña, km.2, 39140 - Loredo , Cantabria (España).

Información general

Coordenadas GPS

Latitud(43.4403,Longitud(-3.72083)

Horario temporada

Dirección

Finca la Ventalita, s/n. Ctra. Santander-Santoña, km.2, 39140 - Loredo , Cantabria (España)

Loredo

Cantabria

España

Teléfono

+34942504455

Observaciones:

  • Se admiten perros

Servicios generales

Alimentación

  • Restaurante
  • Snack bar
  • Supermercado de camping

Otros servicios

  • Camping gas disponible
  • Cajas fuertes para alquilar
  • Toma agua caravanas
  • Instalaciones recreativas

    Deportes

    • Pista de tenis
    • Parque infantil (menores de 12 años)
    • Submarinismo

Tamaño y tipo de camping

Alojamientos

Sanitarios y lavanderia

  • Duchas con agua caliente
  • Baño para discapacitados
  • Lavandería

Parcelas

Localización del camping "Camping Rocamar"

Otros campings cerca del Camping Rocamar

Puntos de interes cercanos a Camping Rocamar

  • Monumento > Cruz de Rubalcaba a 10.97 km

    La casona de Miera-Rubalcaba cierra su huerta mediante una vistosa corralada rematada por el lado del camino real con pirámides y bolas, para confluir en el escudo de armas situado en el esquina del noroeste. Con este escudo, el viajero que procedía de Liérganes no podía dejar de admirar las armas de Miera, Rubalcaba, Velasco, Riva y Agüero que, a la inversa, contemplaban en la casona quienes procedían de Castilla. Es sin duda de los lugares más característicos y entrañables de la región, fotografiado, díbujado y pintado desde el S. XIX hasta nuestros días. El escudo con las armas citadas parece haber tomado como modelo el de la fachada de la casona, pero la labra es más tosca y la disposición de los distintos elementos heráldicos es más desmañada. A diferencia del escudo de la fachada, aquí los tenantes son dos figuras en uniforme militar, lo que nos induce a pensar que se trata del hermano de don Felipe, don García de Miera Rubalcaba, aunque no tenemos noticias de que éste fuera militar.

  • Iglesia, capilla, colegiata,ermita > Iglesia de San Pedro a 10.97 km

    Seguramente diseñado por Bartolomé de Hermosa comenzando su edificación por éste, ayudado subordinadamente por García Sanz Barquinero, en 1591. En 1596 Bartolomé de Hermosa ya había construido la capilla mayor y se disponía a seguir levantando la llamada 'capilla de Santa María', es decir, el siguiente tramo de las naves. Las obras se prolongaron durante mucho tiempo, y así en 1624 Juan de las Cavadas Hermosa, vecino de Anaz, y Bartolomé de Villaelriego, ambos maestros de cantería, se comprometían a trabajar en la obra de la iglesia. Una inscripción en la fachada sur muestra que Juan de las Cavadas terminó la obra en 1627.

  • Edificio > Hospital de San Rafael a 11.4 km

  • Edificio > Biblioteca Menéndez Pelayo a 11.4 km

  • Palacio > Palacio de la Magdalena a 11.4 km

  • Castillo > Torre de los Riva-Herrera a 11.4 km

  • Gastronomica > Pedreña a 6.02 km

    Turismo Destacar su proximidad a la capital y otros pueblos más turísticos con un servicio de lanchas de ida y vuelta a Santander y a Somo durante todo el día, y con el privilegio de estar en un pueblo tranquilo típico de pescadores, destacando sus almejas y muergos, para degustar en sus asadores típicos. También contamos con una playuca de aguas tranquilas para disfrutar del sol y de sus espectaculares vistas a la ciudad de Santander y admirar la magnifica puesta de sol contemplando la bahía. Que visitar: Pedreña es una población del municipio de Marina de Cudeyo (Cantabria, España). En el año 2006, la población contaba con 1. 478 habitantes (INE), es la población más poblada del municipio. Pedreña está situado a 38 metros de altitud, y está a una distancia de 3 Km. de la capital municipal, Rubayo. Destaca del lugar, su emblemático campo de golf, inaugurado en el año 1928 y su centenario equipo de remo. Cabe hay que destacar igualmente el Tesorillo de Ambojo, un conjunto de monedas medievales halladas en las inmediaciones del cementerio, declarado Bien de Interés Cultural en el año 2002. En esta población han nacido los golfistas Ramón Sota Ocejo (1938), Severiano Ballesteros Sota (1957) y José Manuel Carriles Corino (1963) y la jugadora de hockey Pilar González Noval (1959). Costumbres Gracias a su privilegiada ubicación, rodeada mayoritariamente de agua en la que sus habitantes se han dedicado toda la vida al marisqueo de sus famosas almejas y muergos de pedreña. Tambien son típicas otras artes de pesca con redes, cañas... Desde niños los pedreñeros an adquirido una gran aficion al golf gracias a su famoso campo y su campeón Severiano Ballesteros que ha hecho famoso al pueblo de Pedreña por todo el mundo. Y por ultimo el Remo y no por ello menos importante ya que nos han brindado con tantos triunfosFiestas: 29 de junio fiestas de San Pedro Como llegar: Desde Bilbao salida 11 a la altura de Heras (Heras-Pedreña) Desde Oviedo salida 1 dirección Solares, Bilbao a la altura de Heras coger salida 11 (Heras-Pedreña) MONUMENTOSCementerio Pedreña Este campo santo alberga en la pared norte de sus muros las ruinas de la antigua iglesia parroquial, que estaba bajo la advocación de San Pedro de Ambojo. Este topónimo aparece en diversas fuentes documentales para referirse a la actual localidad de Pedreña. De este templo de origen medieval se conservan, entre los muros del cementerio actual, algunos restos de estilo gótico (siglos XIV y XV), y otros de la Edad Moderna, posiblemente del siglo XVI. De la documentación existente sobre San Pedro de Ambojo, se deduce que se trataba de un templo con planta de cruz latina, al que posteriormente se le añadió una torre. Durante la Edad Moderna, los libros de fábrica conservados del mismo informan de numerosas reformas; así, se sabe que la capilla de la Epístola (dedicada a San Roque) y la capilla del lado del Evangelio fueron profundamente reformadas. Durante la Guerra Civil el templo fue destruido y quedó como ruina, siendo posteriormente aprovechada su planta, y parte de sus restos constructivos, como ampliación del cementerio. En 1983, durante las obras de acondicionamiento del aparcamiento y los accesos, fueron localizadas varias tumbas de lajas, lo que corroboró plenamente su génesis medieval. Además, y entre estas tumbas, se encontró un pequeño tesoro compuesto de 72 monedas de plata, las cuales han sido datadas entre finales del siglo XI y principios del XII. Este importante “tesorillo” se conserva en el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología.Iglesia de San Pedro - Pedreña La actual iglesia parroquial de Pedreña data de los años cincuenta del pasado siglo XX. Su construcción intenta recuperar elementos de la arquitectura religiosa tradicional de la zona, como la cabecera recta, la preeminencia de la nave central, la torre a los pies del edificio o la decoración de bolas herrerianas. La utilización de esta estética clásica en el exterior contrasta con un interior mucho más moderno, acorde con el momento de su construcción. La destrucción durante la Guerra Civil de la anterior iglesia parroquial hizo que desaparecieran también los retablos. La construcción de la nueva iglesia permitió una decoración espectacular, basada en un gran fresco de 10 por 12 metros de inspiración bizantina. La obra pertenece al artista y pintor santanderino Fernando Calderón, ya fallecido, y autor de otras importantes obras análogas en Europa y Estados Unidos. En la región existen frescos de similares características del mismo autor en el Templo de Argoños, y en Santander en la parroquia de la Bien Aparecida, el Ayuntamiento, el Hotel Bahía, o el Banco de Santander..

  • Misterio > Liérganes y la leyenda del Hombre-Pez a 11.29 km

    Liérganes es uno de esos lugares mágicos que el viajero no puede dejar de visitar si se encuentra en tierras cántabras. Y es que la belleza de sus paisajes, su centro histórico salpicado de palacios y casas blasonadas, y una de las historias más increíbles que puedas imaginar, convierten a este lugar en un destino único.Recorriendo el paseo del Hombre Pez, a orillas del río Miera, encontraremos una estatua que representa a Francisco de la Vega Casar, más conocido como el hombre-pez, protagonista de una leyenda que, sin duda, sorprenderá al viajero.Esta increíble historia comienza en el año 1656 cuando nace este personaje que, desde pequeño, ya era habitual verle a todas horas nadando en las frías aguas del río Miera. A la edad de 16 años fue enviado al País Vasco para aprender el oficio de carpintero pero al poco tiempo desapareció en las costas del Cantábrico.No se supo nada de él hasta pasados cinco años, cuando unos pescadores que faenaban en las costas de Cádiz, lo encontraron. Los pescadores no daban crédito al insólito hallazgo ya que se trataba de un hombre al cual le habían salido escamas en el cuerpo y tenía los dedos unidos por una membrana.Tras muchos esfuerzos descubrieron que era de Liérganes y lo condujeron de vuelta a su localidad natal. Allí vivió dos años en los que apenas hablaba, solamente emitía sonidos guturales y comía pescado crudo. Un buen día se lanzó a las aguas del Miera y desapareció para siempre.Sin duda, una historia alucinante que, según se deduce de algunas investigaciones, pudo ser real. Una leyenda que te atrapará, al igual que el puente romano de Liérganes del año 1587, su bonito casco histórico, sus paisajes, y su exquisita gastronomía.  

Ir hacia arriba