¡Haz tu reserva!

Toledo

Toledo

Camping El Greco

Modificar

¡Haz tu reserva!

Tiempo en Toledo

Hoy

°- °

  • Mañana

    °- °

  • Pasado mañana

    °- °

El camping esta ubicado a lo largo del Río Tajo y pasa por alto el viejo Toledo. Las parcelas son en su mayoría separadas por setos y los árboles son en parte dentro y en parte abierta. La zona cuenta con un restaurante y una piscina que no es libre. A poca distancia hay una parada de autobús con conexión a la ciudad. La autopista está a 2 km.

Información general

Coordenadas GPS

Latitud(39.8649,Longitud(-4.04676)

Horario temporada

01-01-2012 31-12-2012

Dirección

Ctra. CM 4000, km 97, 45004, Toledo

Toledo

España

Teléfono

+34925220090

Observaciones:

  • Se admiten perros

Servicios generales

Alimentación

  • Restaurante
  • Comida para llevar
  • Algunos artículos de comida disponibles

Otros servicios

  • Camping gas disponible
  • Instalaciones recreativas

    Zona de aguas

    • Piscina al aire libre
    • Piscina al aire libre para niños

    Deportes

    • Zona de deportes
    • Parque infantil (menores de 12 años)

    Animación

    • TV para uso general

Tamaño y tipo de camping

Superfície de terreno: 2.5 Hectareas

Altitud: 600 metros

Número total de parcelas: 114 Parcelas

Parcelas turísticas: 114 Parcelas

Distancia al centro: 2500 metros

Tipo de camping

  • Camping tranquilo

Tipo de suelo

  • Terreno en niveles
  • Terreno rocoso

Alojamientos

4 Bungalows

Sanitarios y lavanderia

  • Baños
  • Duchas con agua caliente
  • Lavabos con agua caliente
  • Baño para discapacitados
  • Fregadero para lavar platos
  • Fregadero para lavar ropa
  • Lavadora
  • Secadora

Parcelas

  • Superfície mínima de parcela: 49 m2
  • Superfície máxima de parcela: 72 m2
  • Amperios(min/máx): 6 / 6
  • Con enchufe eléctrico: 114 Parcelas
  • Con la norma CEE: 114 Parcelas
  • Tipo de parcela

    • Poco resguardada
    • Resguardada

Localización del camping "Camping El Greco"

Puntos de interes cercanos a Camping El Greco

  • Alcázar > Alcazar de Toledo a 4.56 km

    En la colina más alta de la ciudad, con 548 m, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad. Los vestigios de las estructuras anteriores indican que siempre fue un lugar fortificado, desde el pretorio romano y la defensa de la alcazaba musulmana. El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas. Cada fachada del edificio determina artísticamente el momento en que se realiza, dentro de las diversas fases del Renacimiento español.

  • Castillo > Castillo de Guadamur a 22.39 km

    Construido en el S. XV por Pedro López de Ayala, Conde de Fuensalida, nieto del Gran Canciller. En 1. 502 vivieron aquí Felipe 'el bello' y Juana 'la loca'. Otros personajes que pasaron por este castillo fueron el Cardenal Cisneros, Carlos I y la Princesa de Eboli, mandada recluir aquí por Felipe II.     Durante la guerra de la independencia, siendo propiedad del Duque de Uceda, es utilizado como cuartel por los franceses, quienes lo incendian.     Fué después restaurado y vuelto a incendiar durante las guerras carlistas. Es entonces abandonado y pasa a manos de los vecinos a quienes se lo compra el Conde del Asalto que lo reconstruyó en 1. 887.     Durante la guerra civil, en 1. 936 fue saqueado, sufriendo cierto deterioro. El Marqués de Campoó lo ha vuelto a restaurar y amueblar.

  • Edificio > Taller del Moro a 4.56 km

  • Misterio > Toledo esotérico y oculto a 4.82 km

    Toledo es una ciudad de obligada visita para cualquier viajero, ya que estamos hablando de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, que encierra en su interior multitud de joyas arquitectónicas dignas de visitar. Entre ellas podemos destacar El Alcázar, la Catedral, la sinagogas de Santa María la Blanca y la del Tránsito, el monasterio de San Juan de los Reyes….y multitud de lugares que no dejarán indiferente a nadie. De igual manera, Toledo cuenta con una antigua tradición relacionada con toda clase de artes ocultas (brujería, esoterismo, alquimia, hechicerías….) a la que todavía podemos seguirle la pista sin ningún problema por distintos rincones de la ciudad. En esta ocasión nos adentraremos en este otro Toledo dominado por toda clase de artes oscuras. Y es que muchas de las calles de la ciudad hacen alusión a la adoración que los toledanos sentían por estas ciencias ocultas. Por ejemplo el Callejón del Infierno, la Travesía del Diablo o el Callejón de la Muerte, entre otros.Desde los orígenes de la ciudad, se ha recurrido de forma habitual a conjuros y hechizos para conseguir propósitos personales relacionados con la salud, el dinero, el amor, etc. Recurrir a estas prácticas era y sigue siendo habitual en la cultura musulmana y judía; debido a que en Toledo convivían estas dos culturas junto con la cristiana, era una práctica muy extendida entre sus habitantes. Uno de los más ilustres personajes de la ciudad, como es el caso del Marqués de Villena, gran maestre de la Orden de Calatrava, que escondía en los sótanos de su palacio un auténtico laboratorio dedicado a la alquimia. Éste no buscaba riquezas, sino parecer que anhelaba la vida eterna por medio de distintos conjuros. Estos famosos sótanos dedicados a todo tipo de hechicerías están situados, aunque no son de libre acceso, en el paseo del Tránsito, junto a los jardines de la Casa Museo del Greco.Estas prácticas empiezan a ser perseguidas a finales del siglo XV, momento en el cual se instala el Tribunal de la Santa Inquisición en la ciudad. A partir de ese momento son numerosos los testimonios que nos han llegado de procesos abiertos contra distintas hechiceras que habitaban en la ciudad (Inés del Pozo, Catalina Rodríguez, Leonor Barganza, entre otras….) las cuales fueron condenadas por el Tribunal Inquisitorial con distintas penas.Si bien se perseguía la brujería y la superstición, la tarea fundamental del Tribunal de la Inquisición era encontrar a los judaizantes (personas que realizaban el culto judío a escondidas). El 75% de los procesos abiertos por la Inquisición son contra este sector de la población. La mayor demostración de poder del Tribunal se realizaba en los denominados Autos de Fe, procesos abiertos al público que se realizaban en la actual plaza de Zocodover (actual centro bullicioso de la ciudad) y en la plaza anexa a la Catedral en las cuales se podía condenar a muchos reos en una sola sesión. A alguno de estos Autos de Fe llegaron incluso a acudir los Reyes.Para conseguir la confesión de estos reos, con frecuencia se les sometía a Tormento. Éste se llevaba a cabo por medio de distintos instrumentos entre los que podemos destacar el potro, la silla de Judas, la silla de Interrogatorio…Éstos y otros muchos, los podrás ver en una interesante exposición permanente situada en la calle Alfonso XII. Por un precio de 4 euros podrás adentrarte en el oscuro mundo de las salas de tortura de los siglos XV a XIX.  

  • Castillos > Castillo de Guadamur, bella fortaleza en Toledo a 22.42 km

    El Castillo de Guadamur es un bello ejemplar de las fortalezas toledanas del siglo XV que se alza sobre una suave colina llamada Cerro del Castillo, en el centro de la localidad de Guadamur, en tierras de Toledo. Esta impresionante construcción fue edificada en la segunda mitad del siglo XV por los López de Ayala, que llegaron a ser Condes de Fuensalida. En el siglo XVIII fue abandonado y posteriormente, en 1887, fue restaurado por el Conde de Asalto. Durante la Guerra Civil fue saqueado, sufriendo cierto deterioro. Actualmente está restaurado y dispone de armas y objetos de los siglos XV y XVI.El Castillo de Guadamur está formado por casi todas las partes propias de un castillo. A continuación te detallo algunas de sus características: es de planta cuadrangular, cuenta con un patio de armas y su torre del homenaje destaca por sus 31 metros de altura. La planta baja del palacio (capilla, cocina y dependencias de servicio) tienen cubierta abovedada. Posee dos recintos amurallados que están rodeados de un foso, que antiguamente se atravesaba mediante un puente levadizo. Las ventanas son de arco rebajado y la puerta de acceso de medio punto y flanqueada por dos torres circulares rematadas con merlones, que muestran los escudos de su fundador. Todo muy propio del siglo XV en que se construyó el castillo.  

Ir hacia arriba